ac pasion

Portal
Independiente
autocaravanista

Viaje al norte de España en autocaravana durante 15 días

El compañero AlfonsoRN nos trae este bonito relato de su viaje por el norte de España.

Introducción
Cuando finalizamos el viaje a Suiza el año pasado, nos rondaba la idea de que este año haríamos un viaje por Europa: Francia o quizás más al norte. Tras los meses de confinamiento en casa exigidos por la pandemia Covid-19 y la eliminación progresiva a las restricciones de viaje, nos asaltó la duda de dónde viajar este año. Finalmente decidimos no cruzar fronteras, pero eso sí, evitando zonas calurosas en el mes de julio y dosificando la presencia en núcleos urbanos.
Esto nos llevó a un viaje de 15 días por a la Cornisa Cantábrica, con un recorrido de 1,411 km y unos gastos de 864 euros.

Creo que es importante salir con un plan de viaje detallado antes de ponerse al volante, y por eso
hicimos una programación del viaje que en alguna medida varió a lo largo el trayecto. El proceso
es siempre el mismo: hacer un mapa en Google Maps con el itinerario para conocer número de días y distancias; utilizar la aplicación Park4night donde se pueden encontrar la posición y fotos de los lugares en los que pasar la noche; buscar en internet actividades y rutas de marcha posibles.

El número de áreas para AC está creciendo mucho en España, en algunos casos creadas por los propios ayuntamientos para fomentar este tipo de turismo. La única dificultad es que no se puede hacer reservas con antelación, por lo que se inicia el viaje con el riesgo de no poder aparcar al llegar al destino elegido.
Cuando empezamos el viaje no estaba convencido de escribir este relato del viaje. El año pasado lo hice, entre otros motivos, por si pudiera ser de ayuda a otros autocaravanistas pues a mí me había ayudado mucho leer experiencias y consejos escritos por otros viajeros. Esta vez ha sido diferente, pues me he convencido que relatar es parte de la vivencia del viaje. Obliga a viajar más atento, conservando y registrando datos, anotando los detalles de las anécdotas que surgen y documentándose antes, durante y después del viaje.
¡Ha sido un viaje fantástico sin tener que cruzar la frontera!

15 de julio 2020 Majadahonda a Frias
Frías

Nuestra primera parada es Frías, un pueblo medieval del nor te de Burgos cuyo ayuntamiento ha acondicionado un área excelente para ACs. Tuvo su importancia en la Edad Media por su proximidad al Ebro, y conserva un castillo en el alto de un peñasco, casas colgantes y la iglesia de San Vicente Mártir.

Caminamos con mascarillas hasta el alto del pueblo donde se encuentra el castillo y las casas colgantes. Almorzamos y por la tarde nos adentramos por un bosque que nos lleva hasta la
ermita de Santa María de la Hoz en Tobera. Se encuentra entre paredes cortadas por el río Molinar, que en su trayecto hacia el río Ebro desciende en abruptas cascadas. El caudal y desnivel permitieron ubicar molinos de harina en su trayecto.

16 de julio 2020 Frias a Zegama
Zegama

Hemos quedado con mi hermano y mi cuñada para que vengan a pasar un día con nosotros y compartir así la experiencia de vivir y pernoctar en la AC. Vienen de Pamplona, y Zegama es una buen punto de encuentro en nuestro trayecto hacia la Cornisa Cantábrica. Es un municipio localizado en Guipúzcoa, en la comarca del Goyerri, y es equidistante de Pamplona, Vitoria y San Sebastián. En la aproximación final nos sumergimos en densos bosques que solo en algunas curvas caprichosas nos guiñan para mostrarnos verdes praderas de esta localidad a los pies de la Sierra de Aitzgorri y atravesada por el río Oria en el inicio de su curso.
Aparcamos en un área gratuita de ACs ofrecida por el ayuntamiento junto al Museo Andueza de la madera y el Centro de Interpretación Aizkorriko Ataria.
Aprovechamos la mañana para hacer una marcha en grupo por la montaña por caminos señalizados que se inician en este parque. Al regreso damos una vuelta por el centro del pueblo y almorzamos en Ostatu Zegama. Elegimos platos variados de excelente calidad de un menú económico: pimientos rellenos de bacalao, boquerones, mejillones.
Por la tarde terminamos sentados de conversación en la pradera con vistas al valle, mientras nos tomamos té y café preparado en la AC. La vista también se nos va sobre el tejado del Museo Andueza, lleno de grandes piedras depositadas sobre él. ¿Estarán estables?

17 de Julio 2020 Zegama a Elgoibar
Area San Pedro de Elgoibar-Idotorbe Bailara (día 1)

A poca distancia de Elgoibar, nos dirigimos al área de descanso de San Pedro. Son cuatro kilómetros de subida muy pronunciada y en la que apenas nos cruzamos vehículos de bajada. Dado que la carretera es estrecha, en una de las curvas de ciento ochenta grados, toco la
bocina para avisar que vamos ocupando más de la mitad del firme. Al terminar de hacer la curva, vemos un montañero que desciende caminando, y nos hace un gesto de que podemos avanzar. Le
saludamos con la mano en alto y nos responde al saludo. All legar a su lado, reconocemos que se trata de Arnaldo Otegi, líder de EH Bildu. Decidimos iniciar el ascenso al Kalamua (768 m), uno de los picos emblemáticos de los montes vascos que se erige en forma de faro para los marineros que navegan hacia los puertos de Deva, Motrico o Lekeitio. . Ascendemos por unos surcos profundos que descienden con una gran pendiente, y que los han producido grandes tractores forestales que transportan pinos cortados. En algún momento nos tenemos que apartar del surco al ver bajar masas de pinos alineados sobre un tractor.

Posteriormente nos informamos de que no se trata de una explotación maderera, sino de una actividad para combatir el hongo que afecta a más de un tercio del Pinus radiata de Euskadi. Una senderista de Eibar nos comenta al día siguiente el gran problema que existe y el debate social, pues existen deseos de introducir el eucalipto como sustitución del pino para la producción de
madera. Hasta aquí nos hemos orientado con las marcas de tinta sobre árboles y piedras que indican el trayecto de un sendero catalogado, así como los surcos de los tractores. Pero pronto nos empiezan a surgir dudas sobre la dirección más correcta en algún punto del itinerario.
Desde Frías y Zegama, cada vez que surge una duda sobre qué camino tomar, se establece una discusión de por qué no nos hemos suscrito todavía a la opción de pago de la aplicación para móvil de Wikiloc. Por fin cedo y hago la suscripción ahí mismo, pues por 10 euros al año te permite una orientación precisa sobre un plano topográfico, además de la posibildad de grabar la ruta o
seguir la ruta que otros senderistas grabaron previamente.
Existen otras aplicaciones, algunas gratuitas como IGN, pero Wikiloc es perfecta para encontrar y compartir ruta de senderismo, bicicleta o visita de ciudades. Ya seguros del camino que seguimos, traspasamos bosques de hayas y llegamos a un alto intermedio, desde el que vemos por primera vez el mar y praderas ascendentes con caballos pastando.
Finalmente alcanzamos la cumbre junto al hito topográfico, y desde la que se va el mar y una gama amplia de tonalidades verdes. Nos fotografiamos e iniciamos el descenso.

Area San Pedro de Elgoibar-Idotorbe Bailara (día 2)

Inicialmente habíamos programado pernoctar un día, pero dada la belleza del lugar decidimos alargar un segundo día la estancia en esta área.
Por la mañana nos dirigimos caminando al monte Arrate (531 m) en cuya cima se encuentra el
Santuario de la Virgen de Arrate. Seguimos, esta vez totalmente orientados, una ruta de Wikiloc de
13 km de ida y vuelta. Llegamos a la ermita, y nos quedamos a almorzar en el restaurante Kantabrico: ensalada de bacalao, pimientos rellenos de carne, tortas de hojaldre con setas y tarta de manzana. La tarde la pasamos en el área de descanso de San Pedro desde cuyo mirador sacamos fotografías.

19 de julio 2020 Elgoibar a Motriku

Inicialmente habíamos programado pernoctar en el camping Aitzeta en Motriku, localizado en la dirección a Deva, la que visitaríamos tras realizar la ruta por la cornisa caminando. Al estar cerrado, nos obliga a buscar una alternativa, y encontramos plaza en el camping Galdona muy cercano a Ondarroa. Dispone de plazas para ACs desde donde se ve el mar.

Ondarroa

Por la tarde caminamos por la carretera 2 km hasta la playa de Santurrarán y de ahí otros 2 km hasta el centro de Ondarroa. Se ven casas construidas sobre la ladera del monte, que desmerecen el encanto natural del lugar. Terminamos tomando unas cervezas pues la cocina está cerrada para tomar unos calamares. De vuelta hacemos el camino por un sendero que arranca desde la playa y se introduce por el monte hasta el camping que está en torno a 100 m sobre el nivel del mar. Cenamos bajo el toldo de la AC mirando al mar.

20 de julio 2020 Motriku a Urdabai

Iniciamos la jornada en dirección al Estuario de Urdaibai, un gran humedal en la desembocadura del río Oka y calificada como Reserva de la Biosfera por la Unesco. Son apenas 40 km, y hacemos una parada intermedia en la localidad de Lekeitio.

Lekeitio

Aprovechamos para pasar unas horas en esta bonita localidad pesquera de Vizcaya. Paseamos por la ciudad, y después nos dirigimos a la playa. Un lugar especial es la isla de San Nicolas que es accesible caminando desde la playa cuando la marea está baja. Intentamos hacer el camino, pero unos socorristas impiden el paso pues la marea está ya subiendo y va a cubrir la pasarela en breve.
Almorzamos en la terraza de Antzarrak con unas bonitas vistas al puerto; rape y merluza con unos vasos de txakoli.

Estuario Urdaibai

Este estuario es un humedal, catalogado como zona especial de protección de aves. Hemos programado una estancia pues existe una área para ACs gratuita cerca del Urdaibai Bird Center. Nos montamos en las bicicletas y nos dirigimos a dos puntos de avistamiento de aves estratégicamente colocados. Afortunadamente estamos solos, y podemos observarlas tranquilos, con prismáticos y sin mascarillas. Vemos garzas y patos, y luego recorremos el paraje en bicicletas llegando a un molino especial que funciona con mareas y un castillo en la distancia.

21 de julio 2020 Urdabai a Cabárceno Monte de Oma, cuevas de Santamariñe

Antes de partir hacia Cabárceno, nos dirigimos a visitar las cuevas de Santamamiñe que contienen pinturas rupestres, y se localizan a escasa distancia de la zona de aves donde hemos pernoctado. Nos informan que para su preservación están cerradas al público desde el año 2006, y se hacen sesiones guiadas con gafas en 3D. Tampoco podemos pasear por el bosque pintado de Oma, pues por razones de preservación y seguridad ante la posible caída de árboles se encuentra temporalmente cerrado. Terminamos por hacer un trayecto 5 km por el valle de Oma, hasta el municipio del mismo nombre y bordeando el bosque pintado por Agustín Ibarrola. Descubrimos
un valle embaucador, con verdes variados que hipnotizan, y donde la presencia humana se manifiesta en clave ancestral, con caseríos mimosamente cuidados y caballos, ovejas o vacas deambulando por sus praderas. Por la tarde nos dirigimos a Parque natural de Cabárceno. La existencia de una excelente area gratuita para ACs a la entrada del parque nos ha animado a
dedicar una jornada de visita del parque. Está separado 130 km de Urdabai por un buen trayecto con autopistas que bordean Bilbao, y una vez nos hemos asentado nos da tiempo a preparar las bicicletas para ir a hacer unas compras de sobaos pasiegos, queso y café. La tienda de comestibles es muy pequeña, y debemos esperar a que salgan unos clientes para entrar nosotros con mascarilla. Nos informamos de la logística para hacer la visita al parque en AC al día siguiente.

22 de julio 2020 Cabárceno a San Vicente de la Barquera Parque de Cabárceno

Se trata de un amplio espacio natural con más de 20 km de carreteras en su interior, en el que animales salvajes habitan en estado de amplia libertad. No se puede considerar que vivan en estado salvaje pues el instinto más primario, el de supervivencia y obtención del alimento, está inhibido al recibir el alimento por los cuidadores del parque. Sin embargo se establecen relaciones de grupo en estado de libertad, con peleas en épocas de celo por el acceso a las hembras. Iniciamos la visita con un trayecto en una telecabina que accede al Mirador de Rubí que ofrece magníficas vistas del parque y de la bahía de Santander. En el camino vemos elefantes y otros animales desde las alturas en la telecabina. Dedicamos la mañana a visitar el parque, moviéndonos con la AC de un área a otra. Lo que más nos gusta, por ser algo que no habíamos visto antes, es una sesión de cetrería en la que diferentes rapaces hacen vuelos rasantes entre los asistentes y también vuelan desde de lugares apartados para dejarse caer en picado entre los asistentes ante el reclamo de carne que les ofrecen los cuidadores. Terminamos con una visita al reptilario, repleto de serpientes catalogadas con veneno mortal.

San Vicente de la Barquera (día 1)

Llegamos por la tarde al área de AC, a cinco minutos caminando a la playa de Merón. Aprovechamos para ir paseando por la playa y llegar hasta el entorno de la playa del Puntal y tomarnos unos calamares con unas cervezas.
Hemos estado en otras ocasiones en San Vicente de la Barquera, y ya visitamos en su momento el Castillo y las edificaciones más sobresalientes. Esta vez queremos pasear por sus playas y disfrutar del entorno.

San Vicente de la Barquera (día 2)

Preparamos las bicicletas y nos vamos al restaurante el Náutico a disfrutar de una mariscada para dos . Nos terminan acomodando en la terraza, pero no es fácil debido al distanciamiento exigido por la pandemia. Aprovechamos para hacer compras de comestibles en un supermercado, y la leche fresca en un dispensador automático en la calle. Son máquinas a las que llevas tu botella,
o si no la tienes compras una, y te la rellena un de leche fresca por un euro.
Volvemos pedaleando al área de ACs, y al atardecer volvemos a pasear por la playa de Merón.

24 de julio 2020 San Vicente de la Barquera a Posada de Valdeón

Paseamos por la playa una vez más antes de iniciar los poco más de 100 km de trayecto hasta Posada de Valdeón en la zona leonesa de los Picos de Europa. El recorrido está repleto de calzadas estrechas, serpenteos siguiendo el curso fluvial entre gargantas rocosas profundas, y puertos empinados con vistas panorámicas. No es exactamente la ruta que se busca para llegar con rapidez a un destino.

Posada de Valdeón (día 1)

Llegamos al valle de Valdeón, parte del Parque los Picos de Europa localizada en la provincia de
León. El ayuntamiento de Posada de Valdeón ha acondicionado una excelente área para AC con
servicio de aguas y electricidad, y con unas imponentes vistas a los macizos de Urrieles y Cornión.
No se puede hacer reservas y nos tememos, como luego se confirma, que el área se encuentre abarrotada. Somos afortunados, pues conseguimos la única plaza libre, la número 10 y a la entrada. Un encargado municipal pasa a distintas horas del día para hacer el cobro de 10 € por día y se encarga de colocar como puede a las ACs que siguen viniendo y no tienen plaza. Inicialmente habíamos programado una estancia de dos días, pero lo alargamos un tercero. Almorzamos en el restaurante el Desván croquetas de cecina; patata asada rellena de codillo de cerdo, maíz, aceituna, gratinado picante de queso ; garbanzos con carrillera y boletus.

Posada de Valdeón a Caín (día 2)

Dedicamos el día a hacer una ruta a pie desde Posada de Valdeón (900m) a Caín (400m). Es un trayecto bien señalizado de alrededor de 10 km junto al río Cares , con zonas de hayedos sombríos y otras más descubiertas donde se ven las escarpadas paredes de los macizos montañosos.
En el trayecto pasamos por el mirador del Tombo con una figura de un rebeco representativa del lugar, el Chorco de los Lobos, la ermita de Corona y un molino ya llegados a Caín. El Chorco de los Lobos es una trampa formada por dos empalizadas en forma de embudo, y que se utilizó en el pasado para cazar lobos que diezmaban el ganado. Los vecinos se desplegaban por la montaña hostigando al lobo hasta que se introducía entre dos vallas separadas, que en su descenso hacia el río iban estrechándose a forma de embudo. Al llegar abajo, el lobo era abatido en un pequeño espacio acorralado. Llegamos caminando a Caín, pequeño pueblo merecedor del segundo premio como pueblo más bonito de Castilla y León. Tomamos unas cervezas, descansamos y volvemos al área de ACs en un taxi.

Ruta del Cares (día 3)

Hemos quedado a las nueve de la mañana con Conchi, taxista de Posada de Valdeón muy conocida por todos los autocaravanistas. Nos va a llevar hasta Caín para iniciar las Ruta del Cares y nos recogerá por la tarde para hacer el regreso.
Conchi se trasladó desde Madrid donde había trabajado toda la vida, y ha montado su empresa de taxi (Taxi Valdeonissimo). Sirve de guía para conocer el entorno y ha escrito un libro describiendo las costumbres, fauna y encantos del Valle de Valdeón. Se publicita con servicio de guía, idiomas, página web y se desvive por dar un buen servicio al cliente. La Ruta del Cares es un atractivo de primera magnitud y es habitual que en el mes de junio esté repleta de turistas de todo el mundo. Se trata de un angosto desfiladero donde confluyen dos de los tres grandes macizos que componen los Picos de Europa; Urnieles y Cornión. El río ha perfilado un profundo desfiladero en cuyos extremos se encuentran las localidades de Caín (León) y Poncebos (Asturias). Es habitual iniciar el camino desde ambas localidades, haciendo un recorrido de ida y vuelta, pues pretender hacer la vuelta en taxi exige un largo recorrido de 100 km rodeando los Picos de Europa y sorteando varios puertos.

A comienzo del siglo XX se vislumbra la posibilidad de aprovechar el caudal del río Cares para generar electricidad y aprovecharla en la industria naval. Se represa el agua en Caín, al inicio del desfiladero, y se construye un canal de más de 9 km por el que fluye el agua, donde más de la mitad del recorrido lo hace por túneles cerrados. Pone los pelos de punta pensar en las condiciones de trabajo de los dos mil obreros que participaron en la construcción, con los medios de entonces y utilizando los propios túneles que excavaban para dormir al final de la jornada. La obra finaliza en el extremo del desfiladero con la central hidroeléctrica de Camarmeña.
Los desprendimientos sobre la parte abierta del canal obstruían el paso del agua, siendo difícil la limpieza y mantenimiento de la obra. Veinte años después de la finalización del canal se inicia la construcción de un sendero que lo bordea y que sirva de acceso para su mantenimiento. Este es el sendero que se utiliza actualmente para hacer un recorrido entre gargantas profundas que no deja
indiferente a nadie. La obra concebida con un propósito industrial ha tornado en un valor turístico
de gran importancia económica, con más de 460.000 visitantes cada año. En abril del año 2012 se produjo un gran desprendimiento de más de mil toneladas de piedras, seccionando la ruta en un
tramo de 15 m. En menos de tres meses se restauró el camino con la construcción de una pasarela en un lugar escarpado para lo que se utilizaron medios modernos incluidos helicópteros. Al pasar
por este punto, se observa bajo los pies la gran altura por la que transitamos en la pasarela. En la pared se ha colocado un cartel que explica el desprendimiento y reconstrucción del camino.
Afortunadamente no hubo ninguna persona afectada por este desprendimiento. Sin embargo la caída fortuita de una piedra es un riesgo, que aunque pequeño, siempre existe en el tránsito por la montaña. . En septiembre de ese mismo año, murió en el acto un hombre que iba acompañado de su mujer y otro matrimonio, cuando fue alcanzado por una piedra en la cabeza que lo precipitó por
un cortado de 150 m. Ha habido otras muertes por fotos imprudentes acercándose al borde de las paredes verticales que encajonan al río Cares .
El camino es sin duda seguro, y documentándonos un poco, podríamos encontrar incidentes similares en cualquier otra actividad que hiciéramos.

27 de julio 2020 Posada de Valdeón a Maraña

Aprovechamos la mañana para disfrutar de las vistas en Posada de Valdeón. Bajo el toldo de la AC desayunamos en el exterior, nos quedamos leyendo y almorzamos antes de cambiar aguas e iniciar el camino de regreso. Hacemos una parada en la subida del puerto, y caminamos hasta el mirador
Piedrashistas que ofrece una perspectiva grandiosa del Parque Nacional de los Picos de Europa. Desde este punto se observa el valle del Valdeón y los imponentes macizos que conforman el
parque. Continuamos el descenso al embalse de Riaño y desde ahí nos dirigimos a Maraña, un pequeño municipio de la montaña leonesa.

Maraña

Aparcamos en una espacio para ACs en el albergue Maraña. Es una área económica que por 6 € ofrece aparcamiento y servicio de aguas. Paseamos por la montaña contigua antes de cenar en la AC.

28 de julio 2020 Maraña a Lerma

Por la mañana preparamos las bicicletas y hacemos una ruta de ida y vuelta entre Maraña a Acebedo. Es un camino, que en la ida es principalmente de descenso y que nos obliga a hacer un pequeño tramo por la carretera CL-635. El trayecto es tranquilo y apenas nos cruzamos con vehículos motorizados. De vuelta almorzamos unos bocadillos de lomo con pimientos con unas cervezas en la terraza del albergue Maraña.
Por la tarde iniciamos el trayecto de 230 km hacia Lerma.

Lerma

Hemos estado otras veces en Lerma, y hemos elegido esta parada en el camino de vuelta porque cuenta con una excelente area para ACs. Lerma es una preciosa villa en la provincia de Burgos, que aparece frecuentemente en las listas que recogen los pueblos más bonitos de España.
Está en un enclave de comunicaciones, y sus orígenes son prerromanos. En el siglo XVII experimenta una profunda transformación de manos del duque de Lerma cuya enorme influencia sobre Felipe III le permite trasladar la Corte de Madrid a Valladolid, y obtiene un gran beneficio de los terrenos que ha adquirido previamente al traslado. Su intención era que Lerma representase un papel similar al del Escorial para la Corte en Madrid. En esa época se construyen magníficos edificios que configuran el aspecto actual. Nos bajamos una ruta de Wikiloc que nos lleva por los edificios más representativos como la Colegiata de San Pedro, Convento de Santa Teresa, Mirador de los Arcos junto al la Plaza de Santa Clara, Plaza Ducal, Convento de San Blas o el Monasterio de Santo Domingo.
Intentamos ir a cenar a un asador de los muchos de su oferta culinaria, pero nos encontramos varios cerrados. Es muy complicada la decisión de tener abierto un restaurante con el efecto que ha tenido la pandemia sobre el turismo. Terminamos de tapas en Mesón Casa Lara: tortilla de patata, morcilla, picadillo y ensalada. Todo excelente.

29 de julio 2020 Lerma a Embalse de Pinilla

Antes de terminar el viaje queremos pasar una noche en el área recreativa en el embalse de Pinilla, junto al río Lozoya y muy cercano al municipio del mismo nombre. Hemos pensado varias veces venir aquí a pasar una noche, pero por distintos circunstancias no lo hemos hecho. Henos evitado llegar un fin de semana, pues sabemos que se abarrota de coches que vienen a pasar el día.
Conseguimos aparcar mirando al río, y pasamos la jornada con un paseo hasta el embalse y luego sentados junto al frescor del río oyendo su murmullo. Al llegar la noche, empieza a vaciarse de
vehículos y quedamos tres ACs pasando la noche.
Ya en la cama a punto de dormirnos, empezamos a oír ranas croando, que hasta ese momento no nos habíamos apercibido que estuvieran allí. Se callan, aunque más tarde se les vuelve a oír. Me
despierto a las siete de la mañana y grabo un video del curso del agua con las primeras luces del día. Hago café, y desayunamos con el sonido del agua de fondo.

AC PASIÓN

Benimar

La marca Benimar (https://www.benimar.es/) nació de forma modesta en 1974 en Benicarló a orillas del mar Mediterráneo, en 1978 construyó su primera autocaravana aunque no

Leer más»